Construido sobre el paso de una calzada romana, SAILLAGOUSE tiene una rica historia de más de diez siglos de historia. Se trata de un antiguo pueblo de alfareros que poseían fábricas de tejas, ladrillos, cerámica, y una industria de géneros de punto.
Actualmente, todo lo que queda de su pasado son algunas casas antiguas y la iglesia Sainte-Eugénie, consagrada en 913, que fue restaurado, sucesivamente, al siglo XII y XVIII. De su diseño románico, sólo quedan algunos muros y la decoración, sin embargo, su retablo barroco atribuido a Sunner es una curiosidad que debéis ver.


La iglesia (una fotografía de principios del siglo XX)

La iglesia

El ayutamiento (una fotografía de principios del siglo XX)

El Ayuntamiento

La entrada del pueblo (una fotografía de principios del siglo XX)

La entrada del pueblo

Place del Roser (una fotografía de principios del siglo XX)

Place del Roser

Algunas fechas:

 913: consagración de la iglesia de Sainte Eugénie
1660: Saillagouse llega a ser la capital de la Cerdaña francesa
1914: llegada de la electricidad en Saillagouse
1951: abastecimiento de agua potable en Saillagouse